La victoria que fracasó

IMG_20180111_130414_692.jpg

Que no te duela lo que te hicieron perder,
si no lo que dejaste de hacer para poder ganar

A veces,
después de conseguirlo
aparece el fantasma de una paradoja,

a veces,
puede que al final
el resultado sea lo más importante de un momento pero lo menos determinante de una vida,

a veces,
después de saborear el chicle de fresa de la victoria,
se endurece con sabor a nada
para masticarlo sin ritmo ni ganas
bajo el único pensamiento de escupirlo
lo más lejos posible,

a veces,
en el después,
nada es tan satisfactorio como parece,
perdemos más para ganar menos,

a veces,
la euforia de la victoria son instantes de humo sin fuego para que los restos laureados que queden sean el efecto prolongado de los pasos
perdidos para poder ganar,

los que dimos a pesar de,
los que no dimos para llegar a…

@situmiradanomiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s