¿Somos?

De determinado tipo de persona termina huyendo todo el mundo,
los primeros siempre ellos mismos a los que nada le gustaría menos que tener uno igual a su lado”.

Somos pregunta sin respuesta y respuesta que no quiere nadie,
somos de regalar silencios a quien necesita palabras y hablar sólo para hacer daño,
somos la mecha que enciende el fuego pero los primeros en esconder la mano cuando quema,
somos el ejemplo de lo que no queremos para nosotros pero nos creemos lo mejor para los demás,
somos de comernos el mundo con los ojos pero saber que no le daremos ni el primer bocado,
somos de desear estrellas pero hacemos todo lo necesario para estrellar las de otros y que sea un mero accidente fortuito,
somos amantes de que nos amen, pero batimos récord de velocidad cuando nos necesitan,
somos tan héroes de las películas que vemos, como traidores de la vida de otros,
somos de huir de los que no lo esperan y esperar a los que no volverán,
somos fuelle sin aire y madera esperando a arder sin fuelle,
somos los primeros en exigir responsabilidades pero esquivamos continuamente las nuestras,
somos los más crueles con los errores ajenos y permisivos con nuestras numerosas carencias,
somos de sentirnos reyes en los castillos que construyeron otros y al final atribuirnos la hazaña,
somos ingenieros “cum laude” en hacer sufrir, en hacer sentir mal pero encontramos siempre la culpa en los otros,
somos de echar raíces y podar lo que crece para que no se vea que estamos ahí acechando,
somos de exigir capas para nuestros temporales pero los de otros que los capee cualquiera menos yo,
somos eco de las mentiras de otros pero nos asombran las mentiras sobre nosotros,
somos de reírnos de los tropezones de cualquiera y no aguantar las risas de los nuestros,
somos de hacer daño y no entender el porqué del nuestro,
somos difíciles porque lo fácil no es interesante pero a la primera dificultad desistimos,
somos tan cobardes como para enarbolar la bandera de nuestro ego cuando el amigo está desarmado y firmar una falsa tregua para huir con el enemigo saltándonos la cerca de cualquier sentimiento a oscuras para que no nos vean.

¿Somos orgullo, envidia, odio y excusas?

Si tu no fueras tú,
¿te elegirías para tenerte a tu lado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s